Quinario en honor a Nuestro Padre Jesús del Gran Poder

sdr

La Pontificia y Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso, establecida en su Basílica del Gran Poder celebra en honor a su Titular, Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, Solemne Quinario desde el 1 al 5 de enero, comenzando a las 20,00 horas con el rezo del Santo Rosario, ejercicio del Quinario y Santa Misa, ocupando la sagrada cátedra el Rvdo. P. D. Isacio Siguero Muñoz, Párroco de la de San Sebastián, Secretario General y Canciller, Director del Departamento de Asuntos Jurídicos y Defensor del Vínculo en el Arzobispado de Sevilla.

El miércoles 6 de enero, festividad de la Epifanía del Señor, se celebra Función Principal de Instituto comenzando a las 19,00 horas y pronunciando la homilía D. Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla. Al ofertorio de la Santa Misa, todos los hermanos realizarán pública Protestación de Fe y al finalizar, Solemne Procesión Eucarística, Bendición del Santísimo Sacramento y Reserva.

Al mismo tiempo, durante los días 4, 5 y 6 de enero se celebrará el Jubileo Circular de las Cuarenta Horas.

Debido al estado de la pandemia en el que nos encontramos y en cumplimiento de las medidas sanitarias que estén en vigor, los solemnes cultos al Señor estarán limitados en su aforo presencial en la Basílica.

Para complementar el aforo presencial de hermanos, fieles y devotos, la Hermandad ha dispuesto una retransmisión especial on line cada día, desde las 19,50 horas en el canal de Youtube de la corporación.

Historia del Quinario a Jesús del Gran Poder

Aunque las primeras noticias que certifican la celebración de una Novena a Nuestro Padre Jesús del Gran Poder son de 1768, al menos desde el establecimiento en la Parroquia de San Lorenzo en 1703, se celebraban los cultos al Señor por la Epifanía. La novena tuvo un impulso determinante en la figura de la Orden de Hermanos Capuchinos, primero en los predicadores Fray Rufino de Sevilla ó Thadeo de Ubrique, pero sobre todo con la figura del Beato Fray Diego José de Cádiz, quien se encarga con cierta regularidad de predicar la misma desde 1773. Este mismo año, a instancias suyas, se coloca por primera vez al Señor en el Altar Mayor de la Parroquia de San Lorenzo, concediéndosele el Jubileo Circular de las Cuarenta Horas, conservado hasta hoy entre el cuatro y seis de enero. Era aquella una Novena de fechas distintas a la que perduró hasta 1970, puesto que el inicio era el 31 de diciembre y su extensión abarcaba las solemnidades de la Epifanía y la Circuncisión.

La Novena que escribió en 1799 el propio Beato Fray Diego José de Cádiz y que se editó en numerables ocasiones desde entonces a nuestros días (la última en 2013), sigue siendo hoy un referente de la instauración moderna de los cultos de Hermandades y Cofradías de Sevilla.

Cabe destacar que la Novena al Señor no ha dejado de celebrarse ante ningún motivo desde su instauración a nuestros días (ya modificada en quinario desde la reforma de Reglas de 1970), destacando las particularidades de los años 1834, en el que se aplaza al mes de abril-mayo por el riesgo de propagación de la peste por acumulación de personas en lugares públicos, y 1876, cuando por estar en obras San Lorenzo, se celebra trasladando al Señor a la Iglesia del ex convento de San Antonio.

Auspiciados por las reformas del Concilio Vaticano II, los cultos se reducen en 1970 a un Solemne Quinario que da comienzo la tarde del primer día del año y que incluyen los tres días del Jubileo señalados desde 1773. Dichos cultos cuentan con predicadores de gran relevancia del ámbito local, nacional e internacional; incluyen dentro del ejercicio de cada noche el rezo del Santo Rosario, Quinario y Santa Misa. La noche del tres de enero se celebra la Vigilia de la Adoración Nocturna como preámbulo del Jubileo de las Cuarenta Horas. Mantiene igualmente la costumbre la Hermandad de celebrar el último día de Quinario, cinco de enero, la Santa Misa en latín. La tarde del seis de enero, en la fiesta litúrgica de la Epifanía del Señor o manifestación de su Gran Poder en la Tierra, celebra esta Pontificia y Real Hermandad su Solemne Función Principal como Instituto, haciendo al ofertorio de la misma Solemne Protestación de su Fe. Tras la Eucaristía se celebra en torno a la Plaza y Parroquia de San Lorenzo Solemne Procesión de Clausura con el Santísimo portado bajo palio.

Fuente: Hermandad del Gran Poder.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *