Muchas veces oímos, sobre todo, a las personas que además no tienen ni idea, hablar alegremente y criticar que las hermandades reciben muchas ayudas, subvenciones,…